Monumento a la Bandera

El imponente Monumento a la Bandera en Rosario, es un memorial que conmemora aquel hecho histórico, sucedido a orillas del Río Paraná, en donde el General Manuel Belgrano erigió por primera vez el símbolo patrio nacional, de manera oficial, y como bandera civil y de guerra.

Este espacio conmemorativo, de exquisita arquitectura, impactante aspecto y gigantezca presencia, es ampliamente visible desde los alrededores. Ubicado frente a la Costanera de Rosario, a metros del Río Paraná, rodeado de verdes plazas y un “muro” de edificios que lo resguarda visualmente, impactan en todos los vecinos y visitantes de forma agradable, siendo de los más bonitos espacios patrios y recordándonos un pasaje tan importante en la historia de los Argentinos.

Datos sobre el Monumento a la Bandera y Manuel Belgrano en Rosario

El General Manuel Belgrano propuso al Triunvirato del Río de la Plata (primer gobierno Argentino, luego de la independencia), la utilización de los colores Celeste y Blanco como distintivos, en la escarapela nacional, ya que diferentes cuerpos y batallones del ejército patrio vestían sobre sus uniformes una variedad de colores que no representaban una unificación estratégica, ni un sentimiento distintivo de apropiación de la causa de independencia y conquista.

Así, pasados algunos meses, y a orillas del Río Parana, el 27 de febrero de 1812 se enarboló por primera vez, de manera oficial, la enseña patria que brilló con su “azul, alba y oro”, por sobre el rugir de los cañones y el canto de victoriosos himnos militares. Confeccionada por las damas de la época, luego de una humilde colecta donde participaron de todas las clases sociale,s incluso donde se recibió el aporte de niños y ancianos con pocas monedas, se confeccionó un distintivo que cobijaría hasta nuestros días el honor, la gloria y los laureles conseguidos como Nación.

Imponente: el Monumento a Manuel Belgrano, y Gloria al Ejército Argentino en su primera Jura de la Bandera

El 16 de abril de 1898, un decreto firmado por el Intendente Municipal de Rosario, Luis Lamas, creó una comisión destinada a “que con el concurso de los poderes nacionales y provinciales realizara los festejos relativos a la bandera” y posteriormente autorizándola a investigar el sitio preciso de la enarbolación de la bandera nacional.

El día 5 de julio del mismo año, el Concejo Deliberantes de Rosario ejecutó la votación de un decreto que reservara el, por ese entonces plazas públicas, a fin de que en un futuro se construyese el monumento nacional a la Bandera Argentina. En consecuencia colocar el día 9 de Julio, en el acto conmemorativo del Día de la Independencia Nacional (obtenida el 9 de julio del 1916, en Tucumán), se plantó la piedra fundamental del monumento a la bandera nacional que se eleva en dicho lugar. Hoy es visitado por cientos de miles de Argentinos y extranjeros que admiran su majestuosa belleza.

El interés turístico y el museo del Monumento a la Bandera

Según los premios Travellers Choice 2013, que otorga el sitio Tripavisor sobre la base de votos de viajeros, el Monumento Nacional a La Bandera ocupa en puesto número 20 entre los 25 lugares de interés para visitar de América del Sur.

El Momunento Histórico a la Bandera Nacional tiene en su sitio web el programa de actividades próximas, al mismo tiempo que una visita guiada 360° que se puede hacer de forma virtual, conociendo de forma anticipada algunos detalles sobre la estructura, lo que permitirá disfrutarla más en caso de no poder combinar con el horario de visitas guiadas al monumento.

También es posible en la visita, acceder a la Torre Mirador, el Museo a Manuel Belgrano y las Banderas de América, con el pago de un bono contribución. Se pueden tomar muchas fotos, panorámicas, en detalles, de la arquitectura, la llama votiva y la explanada impactante donde uno parece realmente pequeño ante la torre de 70 metros y cientos de metros cuadrados de cemento que dan una imagen de inmensidad. El mejor horario para las fotografías es antes del medio día y después de las 16hs, donde el sol brinda menos brillo (recordando el reflejo que produce el cemento, excesivo para una buena fotografía).